Diary of a Missionary in Tanzania

La primer misión popular en Ushetu

En Instituto Verbo Encarnado/Tanzania

Ushetu, Tanzania, Lunes 13 de octubre de 2014

Queridos familiares:

Espero que estén todos muy bien. Aquí les envío algunas noticias más, pero aprovecho a decirles que el próximo 19 de octubre es la Jornada Mundial de las Misiones, y por lo tanto me imagino que nos tendrán muy presentes en su oraciones a los misioneros de África en ése día.

IMG_2843

Les cuento ahora algo muy propio de nuestro trabajo… el jueves 2 de octubre pasado comenzamos nuestra primer Misión Popular en África. Parece un poco exagerado decirlo así, pero con una gran sencillez hemos emprendido este apostolado tan eficaz. Como nuestro medios son muy limitados, desde el tiempo hasta la lengua… literalmente “hicimos lo que pudimos”, pero sabiendo que Dios bendice lo que se da con alegría y generosidad,  que para dar de comer a más de diez mil personas lo único que necesitó fueron cinco panes duros de cebada y dos pescados tal vez un poco pasados.

IMG_2851

Deseábamos hace tiempo hacer una misión popular, o experiencia de misión, pero en este año, antes de que comenzaran las lluvias, para no perder otro año más… y ya ir ganando tiempo, es decir, que los catequistas comenzaran a tener la experiencia, comiencen a aprender un poco de qué se trata éste método de apostolado. Así fue que en medio de miles de actividades del tiempo de sequía (todas las actividades tienen lugar en éste tiempo) pusimos tres días de misión popular, a realizarse con los catequistas. Invité a los catequistas que voluntariamente quisieran venir, y sólo haríamos visita de casas aquí en nuestro centro de Ibelansuha (Ushetu), por ser más fácil de organizar la comida y el alojamiento.

IMG_2837

Pensamos la misión para tiempo de sequía, pero Dios dispuso que la lluvia de gracias de una misión llegara también con la lluvia torrencial de agua… Luego de las primeras lluvias, y por cierto, primeras contras para una misión, porque viene el tiempo de dedicarse a trabajar en la pequeña chacra, llegaron los “misioneros voluntarios”. Los habíamos citado el jueves, para poder tener una charla explicativa de qué consiste la visita de casas, etc. Pero como llegaron sólo cinco, pensamos que era mejor esperar al otro día para hacer esa reunión. Lo bueno es que ya se notaba en ellos la alegría de encontrarse para una experiencia nueva. El P. Martelli les dio unas buenas noches que traté de traducir la idea y les vino muy bien para tener bien claro los motivos que nos llevan a misionar. A la mañana siguiente tuvimos la misa en la parroquia, en donde hicimos la bendición de unas cruces coptas que había traído el P. Emanuel desde Egipto, y esto fue el mandato misionero. Las cruces son de madera, hechas a mano, con figuras hechas de madre perla incrustada… pero mas allá de la belleza de las cruces, está el valor y significado, de ser cruces que fabrican los cristianos perseguidos, y que ahora portaban estos misioneros en la sabana africana, con la alegría de saber que hay tantos cristianos que sufren por su fe y que los impulsaba a ser valientes testigos de Cristo en medio de las dificultades que encontrarían.

IMG_2841

El día viernes amanecimos pasados por agua… indicio del propio inicio de la temporada de lluvias, y por tanto del trabajo en el campo. Barro por todos lados, lluvia intensa por momentos. Para nuestra sorpresa llegaron cuatro misioneros más, uno de ellos vino en bicicleta, debajo de la lluvia, pedaleando una distancia de 20 kms. Llegó totalmente mojado, y con toda naturalidad, a la media hora estaba saliendo con el resto de los catequistas. Vino también una catequista, que fue un ejemplo también, porque de los 45 catequistas que tenemos en la parroquia, sólo hay tres mujeres, y una de ellas vino a misionar, con mucho sacrificio, dejando dos días la casa y la familia.

Luego de repartir indicaciones, material de misión y arengas, salimos en la camioneta para dejarlos más cerca del lugar donde comenzarían la visita. Llovía intensamente como les digo, pero ellos querían salir igual… y caminar mucho debajo de la lluvia. Impresionante el espíritu de todos, hasta iban cantando en la camioneta una canción de los misioneros.

IMG_2834

Durante el día se sumaron otros catequistas, y se alegraron tanto a la noche, luego de haber caminado y haberse mojado durante toda la tarde… de ver la “coincidencia” de que eran nada mas ni nada menos que doce. ¡Justo en la primer misión popular en Tanzania! Muy alegres de llegar y comenzar a contarse las experiencias, los casos, las victorias. Todos coincidían en lo contenta que se ponía la gente al ver que llegaban los catequistas a visitarlos a sus mismas casas, que nunca habían visto algo así.

El sábado los volví repartir para que terminaran de visitar sus zonas, y fui a dar la unción y la comunión a un enfermo en su casa, uno de los que fueron visitados el día anterior. A las cuatro de la tarde teníamos dispuesto el horario para juntarnos al almuerzo en la parroquia. Debajo del árbol de mangos habíamos preparado todo para almorzar, y nos hemos divertido con las charlas y anécdotas a medida que iban llegando. Coincidían todos en el cansancio, y la alegría… que deseaban que la misión se hiciera otra vez, que lo repitamos en las aldeas, en tiempo de sequía. Ya les quedó el “gustito”, uno de ellos repitió varias veces durante el diálogo… “cómo me gusta misionar”. Creo que eso es importantísimo, tenemos la base para las próximas misiones populares.

IMG_2868

Durante el almuerzo aproveché a explicarles cómo organizamos las misiones de una semana, con acto misionero, con visita de casas, misión infantil, juvenil, visitando los enfermos, preparando para dar sacramentos al finalizar la misión, la quema del diablo, los fogones, las procesiones… Se daban cuenta que si pudiéramos llegar a una aldea, y acampar allí con 15 ó 20 catequistas… sería un verdadero suceso imposible de pasar desapercibido. En algunas aldeas hay mucha necesidad, hay muchos paganos, y muchos de ellos pueden recibir la predicación con muy buena acogida.

IMG_2872

Tan contentos estaban, que a pesar de estar cansados por las horas de visitas de casas y larga caminata, de que terminábamos de comer a las cinco de la tarde, y que debían regresar a sus aldeas en bicicleta, para poder reunir a los fieles mañana domingo… quisieron tocar los bombos y bailar como es costumbre, cantando cantos con letra bien católica. Ya estamos pensando el lugar de la próxima misión, el año que viene, cuando termine el tiempo de lluvias… una aldea que está muy necesitada, porque el catequista anterior dejó su trabajo y quedaron a la deriva. El nuevo catequista de allí vino a la misión, y por eso, ha ganado la posibilidad de ser quien nos acoja en nuestro próxima gira misionera.

IMG_2865

Creo que nosotros hemos experimentado muchas veces el gran éxito que se logra siempre con las misiones populares siguiendo el estilo de San Alfonso, con las adaptaciones a los distintos lugares y culturas. Pero en nuestra misión ciertamente que será una gran cosa, dado que no podemos llegar con tanta frecuencia a muchas aldeas y los catequistas muchas veces se encuentran muy solos y manteniendo la fe en medio de un ambiente muy pagano. Creo que ellos mismos crecerán en una verdadera amistad entre los catequistas, y eso también les dará renovadas fuerzas. Considero una gracia muy grande contar con un grupo tan dispuesto de misioneros, y con un terreno listo para recibir la semilla del evangelio.

¡Firmes en la brecha!

P. Diego, IVE.

Ultimo de Instituto Verbo Encarnado

Ir a Arriba