“Cualquiera que dé aunque sea un vaso de agua fría, por tratarse de un discípulo, no perderá su recompensa”. Mt 10,42.

Estimado/a,

¡Muchas gracias por su donación y su generosidad que Dios sabrá recompensar!

Por correo electrónico le llegará el detalle de su donación.

Lo invito a que difunda esta campaña a sus amigos para que podamos avanzar con este proyecto.

Que Dios lo bendiga y gracias nuevamente,


P. Diego Cano