Dios nunca abandona a sus hijos sacerdotes (P. Johntin, IVE)

En Uncategorized

(Comparto este agradecimiento del P. Johntin con motivo de un nuevo aniversario de sacerdocio y los cinco años desde su accidente en moto aquí en la misión.
Sigan rezando por él. Parece que luego de tantos años y operaciones, ya está casi totalmente recuperado. ¡Deo gratias!
P. Diego Cano, IVE)
——————–

Turín, Italia, 1 de mayo de 2019

En el 11º aniversario de mi ordenación sacerdotal y cinco años de vida luego del accidente que sufrí en la misión.

Queridos padres, hermanos, seminaristas, nocicios. Hermanas Servidoras. Laicos de la Tercera Orden y amigos todos.
Hoy celebro con inmensa alegría once anños de sacerdocio y también cinco años de mi nueva vida después del accidente de tránsito en Tanzania en el año 2014.
Doy gracias a Dios, y a la Virgen María por su intercesión y protección, porque luego de cinco años finalmente la herida de mi pierna se ha cerrado, y esto es otro gran motivo de felicidad.
Dios escuchó las oraciones de todos ustedes, mis hermanos y hermanas de la familia religiosa del Verbo Encarnado, y mi amigos todos.


Agradezco a mi Superior General, el P. Nieto, y al P. Ernesto, mi provincial aquí en Italia, por las oraciones que se han hecho por mi recuperación, y por toda la ayuda recibida durante estos años.
No puedo dejar de agradecer de todo corazón a Don Eugenio Rosotti, sacedote diocesano, quien me acompañó con sus oraciones y paternidad sacerdotal, en el tiempo que me recibió generosamente por dos años en su parroquia.
Tambien agradezco todos los misioneros de la familia religiosa que están en Tanzania: padres, hermanas y feligreses; los cuales han rezando mucho esperando que algún día pueda regresar a nuestra misión en África.
Agradezco finalmente, a la tercer Orden de nuestra familia religiosa, y a tantos amigos y amigas que rezan por mi salud.
Dios los bendiga.
P. Johntin Lokang, IVE.